La certificación de Sistema de Producción Aquafides confirma que la unidad de gestión agraria está siendo bien gestionada de acuerdo con los Principios y Fundamentos de Aquafides.

Para conseguir la certificación de Sistema de Producción Aquafides, el propietario o administrador del cultivo debe superar una auditoría previa.

Generalmente, previo a la certificación, se realiza una preevaluación que permitiese localizar zonas dónde la gestión podría no cumplir los estándares Aquafides. Una vez que el gestor agrario está seguro de haber enmendado las carencias, puede solicitar la evaluación completa.

Al finalizar la evaluación, el equipo informa al propietario o gestor del cultivo sobre las posibles áreas donde la gestión no cumple los requisitos mínimos, y son llamados “incumplimientos” o no conformidades. En el caso de tratarse de incumplimientos menores, la entidad de certificación puede emitir el certificado con la condición de que se adopten las medidas necesarias para solventar los incumplimientos. En caso de que las áreas de incumplimiento sean mayores, la entidad de certificación no emitirá el certificado hasta que se hayan subsanado los incumplimientos.

Los certificados de Sistema de Producción tienen una vigencia de 3 años, y están sujetos a revisiones anuales.